PRESOTERAPIA

La presoterapia es una herramienta terapéutica utilizada en el ámbito de la fisioterapia que consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y descompresión alternos que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático y vascular.

 

Este tipo de tratamiento está diseñado para aumentar la circulación sanguínea y el flujo linfático, y como tal mejora el aclaramiento del líquido extracelular, reduce la hinchazón, inflamación y los edemas, alivia la fatiga de las piernas y mejora el flujo de oxígeno a través de todo el cuerpo.

 

A través de estas ondas de presión de aire, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así a la eliminación de los líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfedemas y trastornos venosos como las varices.

 

 

 

Presoterapia: ¿Para qué sirve?

Si todavía no tienes muy claro para qué sirve la presoterapia, debes saber que se usa tanto con fines estéticos como deportivos o terapéuticos. Y que la usan hoy día tanto mujeres como hombres. Resumidamente, la presoterapia sirve para:

  • Reactivar el drenaje linfático

  • Oxigenar los tejidos

  • Tratar ciertos problemas circulatorios

  • Reducir el edema y el linfedema

  • Prevenir las arañas vasculares

  • Prevenir y tratar las varices

  • Facilitar el retorno venoso

  • Canalizar grasa y toxinas

  • Reducir la celulitis o “piel de naranja”

  • Mantener un buen tono muscular

  • Acelerar la recuperación muscular (después del ejercicio físico o deporte)

  • Obtener un masaje relajante

 

Beneficios terapéuticos

 

Los beneficios de la presoterapia para nuestro organismo son numerosos y probados científicamente. Usando la presoterapia regularmente logras:

  • Mantener un sistema linfático siempre activo y saludable

  • Canalizar toxinas, desatascando la obstrucción linfática

  • Reducir contorno en piernas, brazos, cadera o abdomen

  • Calmar el dolor muscular y las agujetas

  • Reducir hinchazón y rigidez en extremidades

  • Reconducir la retención de líquidos

  • Mejorar ciertos problemas circulatorios

  • Reafirmar tono muscular y tisular (reforzando los tejidos mejora la flacidez)

  • Reforzar el sistema inmunológico gracias a una mejor circulación de la linfa

 

Presoterapia: ¿Cómo funciona?

 

La presoterapia es un tipo de masaje no invasivo que potencia el drenaje linfático. Puede realizarse manualmente o con una máquina, aunque actualmente, la segunda opción es la más popular en todo el mundo, dada la facilidad, comodidad y efectividad de los modernos equipos.

 

La presoterapia funciona mediante un dispositivo, consola o máquina, que se conecta con unos tubos a unas prendas acolchadas. Esta máquina impulsa aire hacia unas cámaras independientes que en contacto con la piel, ejercen una cierta fuerza mediante presión y descompresión, de modo secuencial y alterno. En un momento determinado de la sesión y según el programa que hayas seleccionado, todas las cámaras se llenan y vacían simultáneamente.

 

Esto proporciona un agradable e indoloro masaje capaz de estimular la circulación del sistema linfático. Ligado estrechamente al circulatorio, éste también experimenta una reactivación del flujo sanguíneo.

 

¿Cuántas sesiones se necesitan?

 

Las sesiones de presoterapia tienen una duración de 45 minutos y la secuencia de masaje (inflar y desinflar las botas), compresión y descompresión, es ascendente y se realiza de 10 a 20 veces en función de los objetivos del paciente.

 

Las sesiones de este tipo de tratamiento se suelen realizar una o dos veces a la semana y se repiten durante cuatro o más semanas para ver los primeros resultados. A medida que el paciente se somete a más sesiones, el cuerpo pierde volumen y las dolencias comienzan a desaparecer.

 

Contraindicaciones

 

Trombosis Venosa Profunda (TVP), flebitis, trombosis de la vena pélvica profunda, arterosclerosis, hipertensión, hipotensión, insuficiencia Venosa III, cardiopatías, angina de pecho, aneurisma aórtico abdominal, linfedema, enfermedad de Suddeck, tuberculosis, paresia espástica, hipo/hipertiroidismo, procesos oncológicos, neoplasia, a partir de 70 años presiones por debajo de 120mmHG.

 

Nuestro compromiso es que las personas se beneficien de su presoterapia siempre con un uso responsable con respecto a su salud y condición física. Ahora ya sabes que en ciertos casos tu cuerpo podría tolerar e incluso agradecer un tratamiento de presoterapia, pero que en otros es mejor abstenerte.

presoterapia fisiotherapy madrid.jpg