FISIOTERAPIA PREVENTIVA

Somos conocedores de la importancia que tiene el deporte sobre nuestro organismo. Es fuente de bienestar, prevención de riesgo cardiovascular, de mejora de la fuerza, resistencia, así como mejora de la flexibilidad y movilidad de las articulaciones. Por todo ello, es importante tener preparada nuestra "maquina" y cuidarla a través de la fisioterapia.

El cuerpo es nuestro vehículo, al cual sometemos a una serie de esfuerzos diarios (trabajo, actividad deportiva, hábitos de malas posturas, estrés ambiental, etc.) que debemos cuidar para evitar su desgaste y conservar su armonía y buen estado de salud

 

Igual que pasamos la ITV con el coche, todo persona debería cuidar periódicamente su cuerpo para tenerlo "a punto", preparado para nuestro día a día previniendo posibles lesiones y compensaciones. 

 

Lo mismo ocurre con la práctica deportiva. Las pretemporadas que se realizan a principios de año son las que nos preparan al cuerpo para tener un buen año a nivel deportivo, sin lesiones y para acondicionar

La principal función de la fisioterapia es devolverle ese estado de normalidad, facilitando la reorganización del esquema corporal a través de los estímulos de la terapia manual.

El efecto más frecuente vinculado a la masoterapia es la sensación de bienestar. El fisioterapeuta provoca cambios en los distintos sistemas corporales, presentando lo siguientes efectos sobre el paciente: 

CAMBIOS RELACIONADOS CON EL DOLOR

  • Disminución del dolor. Se produce una saturación de las vías aferentes (sensitivas) por la activación de los receptores de tacto y presión estimuladas a través del tratamiento manual, bloqueando así los estímulos nociceptivos captados por el cerebro (GATE CONTROL). 

CAMBIOS RELACIONADOS CON EL SISTEMA CIRCULATORIO Y LINFÁTICO

  • Aumento del retorno venoso, eliminación de sustancias proinflamatorias y liberación de moderadores del dolor como las endorfinas.

  • Activación del sistema linfático favoreciendo el ritmo de contracción de la musculatura lisa.

  • Hiperemia local

CAMBIOS EN EL MÚSCULO-ESQUELÉTICO

 

  • Permite la liberación de adherencias, previene la amiotrofia, induce relajación y reducción de la sensación de fatiga.

  • Reducción o aumento del tono muscular y liberación miofascial de los PGMs.

CAMBIOS RELACIONADOS CON EL SN PARASIMPÁTICO

  • Disminución del consumo de oxígeno y metabolismo basal. Oxigenación de los tejidos musculares facilitando el intercambio de O2 intermembrana y aumentando la permeabilidad.

  • Reducción del lactato/ácido láctico en sangre. Recuperación de las famosas agujetas.

  • Reducción de la frecuencia cardíaca y de la presión sanguínea, así como en la frecuencia respiratoria.