PUNCIÓN SECA

La punción seca es una técnica invasiva muy extendida dentro de la fisioterapia deportiva, que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento de los puntos gatillo del síndrome de dolor miofascial.

Para la aplicación de esta técnica, es muy importante ubicar el punto gatillo miofascial. Lo estimularemos de forma mecánica mediante compresión, y buscaremos una respuesta de espasmo local de la fibra muscular y su dolor referido (dolor que se manifiesta en diferente lugar del sitio localizado).

El objetivo es tratar el síndrome de dolor miofascial. Gracias a la punción seca se relajan y desbloquean, por acto reflejo, las fibras del músculo dañado. El músculo se regenera de forma más rápida y activamos los mecanismos de inhibición del dolor.

 

Esta técnica se puede utilizar en casos de traumatismos, sobrecargas, contracturas musculares, fatiga muscular, dolor cervical, dolor dorsal, dolor lumbar…

Existen dos tipos de punción:

  • Punción seca superficial: consiste en la introducción de la aguja de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo.

  • Punción seca profunda: punción de los puntos gatillo situados en los músculos profundos, por ello las agujas deben introducirse hasta llegar al punto gatillo. El tamaño de la aguja dependerá de la profundidad del PGM. Una vez metemos la aguja, estimularemos introduciendo y sacando la aguja o haciéndola girar.

Posterior a la punción, es necesario aplicar diferentes técnicas complementarias que mejorarán los efectos de la técnica, tales como movilizaciones, masoterapia o spray-strech. Todo ello irá encaminado a aumentar el metabolismo local y a activar los procesos de recuperación tisular.

Es una técnica muy eficaz dentro de la fisioterapia deportiva, la cuál nos permite acortar los plazos de recuperación de las lesiones musculoesqueléticas. La tolerancia de dicha técnica dependerá del umbral del dolor del paciente.

Constituye una de las técnicas más eficaces para el tratamiento de los PGM (puntos gatillo miofasciales).

Punción seca

Fisioterapia invasiva