top of page

¿Hay que inmovilizar el pie después de un esguince de tobillo?

Desde el punto de vista de la fisioterapia la indicación es la movilidad precoz y la carga parcial frente al reposo absoluto, en función de la impotencia funcional del paciente. De esta manera debemos guardar reposo relativo las primeras 24-48h, pero pasado ese tiempo debemos comenzar a mover (siempre con precaución y siguiendo los consejos de un profesional) con el objetivo de acortar los plazos de recuperación.



En los esguinces de primer o segundo grado es totalmente contraproducente inmovilizar o escayolar la pierna, ya que tras un periodo de inmovilización las consecuencias a nivel muscular y articular son atrofia, alteración de la percepción sensitiva y motora, pérdida de coordinación y equilibrio, etc.


En esguinces que presentan gran derrame e inflamación, el manejo será más conservador.



Lo más recomendable es empezar con la fisioterapia lo antes posible. Los estudios demuestran que la movilización analítica ayuda a la mejora de la resistencia del ligamento y su cicatrización. El pronóstico para una recuperación completa en esguinces de primer o segundo grado suele ir desde las 2 a las 6 semanas, en función de la gravedad del esguince.


Si quieres saber más sobre el manejo de un esguince de tobillo, sigue leyendo este articulo.




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page