Periostitis tibial

La periostitis tibial es una de las lesiones más comunes en corredores tanto de medio como largo fondo. El entrenamiento recurrente en pista, la correcta elección del calzado y la programación de los entrenamientos serán algunos de los factores claves para prevenir esta lesión.


Es una lesión frecuente en corredores que llevan poco tiempo o acaban de empezar con el running, en el que su musculatura y articulaciones no se han adaptado al impacto generado en la carrera. También es común en opositores que empiezan de forma rápida con entrenamientos muy agresivos sin respetar una progresión en el aumento de la carga y en los periodos de descanso.




SÍNTOMAS

Consiste en una inflamación del periostio, que es una membrana que recubre los huesos (en este caso la tibia).


La periostitis cursa con un dolor en la parte interna de la tibia, provocado por una actividad como correr o alto impacto.


La sensación se percibe como una molestia o quemazón que va incrementando con el tiempo y el esfuerzo de la actividad, teniendo que cesar el entrenamiento en ocasiones por el dolor.





MECANISMO LESIONAL


Debido al impacto producido contra el suelo, la vibración generada provoca a largo plazo la inflamación del periostio, de ahí el término periostitis.


Las causas se deben a numerosos factores: calzado inadecuado, desgaste del mismo, alteración biomecánica como pie plano, exceso de terreno duro como el asfalto, sobrentrenamiento, falta de descanso, desadaptaciones.


Los entrenamientos específicos de series sí que son recomendables hacerlos en pista, pero los rodajes y los entrenamientos de tiradas largas son aconsejables realizarlos en terreno blando como tierra o caminos.





TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA


El tratamiento de la periostitis tibial consistirá en la disminución del dolor y de los síntomas, así como la reprogramación del entrenamiento de carrera. A modo resumen, trabajaremos lo siguiente:

  • Terapia manual de los tejidos blandos

  • Terapia invasiva del tibial posterior

  • Vendajes compresivos o neuromuscular

  • Reeducación del patrón biomecánico

  • Fortalecimiento muscular de la musculatura débil

  • Pautar dosis de entrenamiento y reducción de la carga

  • Crioterapia post-entrenamiento


Si sufres periostitis tibial y aún no has acudido a tu fisioterapeuta, pide cita con nosotros aquí.






Entradas Recientes

Ver todo