Osgood-Schlatter

El Osgood-Schlatter es una lesión que cursa con un dolor en cara anterior de rodilla producida por un exceso de tracción del tendón rotuliano sobre su inserción en la tibia (metáfisis, región del hueso todavía no madura). Es una patología que se produce por sobreuso y estrés repetitivo.


Es más común en niños y adolescentes en etapa de crecimiento. Se asocia al deporte que realizan debido a ese sobreuso, y principalmente deportes de impacto como carrera, saltos y cambios de ritmo (atletismo, fútbol, voleibol, baloncesto, etc).


La enfermedad de Osgood-Schlatter es ligeramente más prevalente entre los niños de 11 y 15 años. Esta lesión ocurre en el periodo de crecimiento por lo que es más habitual que se presente en el caso de las niñas entre 10-13 años y en el caso de los niños entre 12-14 años.



SINTOMATOLOGÍA


La sintomatología se caracteriza por la presencia de dolor en la zona de inserción del tendón rotuliano (tuberosidad tibial), que aumenta con la actividad física y suele disminuir con el reposo. Este es un dolor al que llamamos de características mecánicas, que se correspondería al de a una tendinopatía.


La sintomatología en ocasiones limita la práctica deportiva y, en casos más severos, puede llegar a condicionar la realización de actividades de la vida diaria. Por ello, es fundamental realizar una correcta valoración, diagnóstico diferencial y tratamiento en función de la gravedad que presente nuestro paciente. En ocasiones es necesario recurrir a tratamiento farmacológico (AINEs) y al uso de crioterapia (frío local).



Síntomas que nos encontramos:

  • Dolor en la parte anterior de la rodilla.

  • El dolor desencadenado o intensificado por ejercicio físico de alta intensidad, al subir y bajar escaleras, saltar, arrodillarse o ponerse de cuclillas.

  • Disminución de los síntomas con el reposo.

  • Área anterior de la tibia irritada (zona de inserción), pudiendo presentar rubor o tumefacción.

  • Tensión en los músculos que hay alrededor de la rodilla: isquiotibiales y cuádriceps.




.

Las principales herramientas para confirmar el diagnóstico del Osgood-Schlatter se realizan mediante ecografía, que nos pueden mostrar la degeneración del tendón y la formación de nuevos vasos sanguíneos a través del eco-Doppler. Otro diagnóstico sería mediante resonancia magnética.



GRADOS


Woolfrey y Chandler describieron 3 tipos en función de los hallazgos radiológicos:

  • Grado I: tuberosidad tibial prominente e irregular.

  • Grado II: tuberosidad tibial prominente e irregular con un pequeño fragmento libre.

  • Grado III: cuando hay una partícula ósea libre antero-superior, pero la tuberosidad es aparentemente normal.


El tratamiento en dicha patología se basa en:

  • Tratamiento analgésico para disminuir el dolor mediante terapia manual y TENS.

  • Reducir la tensión de los extensores de rodilla mediante terapia manual y punción seca (en casos más agudos se puede recomendar reducir la actividad deportiva).

  • Movilizaciones de rótula.

  • Ejercicios para mejorar la flexibilidad de cuádriceps e isquiotibiales.

  • Trabajo de fortalecimiento y propiocepción.


Si sufres dolor de rodilla en la cara anterior que pueda asociarse a esta patología, podemos ayudarte.





Bibliografía

  1. Woolfrey BF, Chandler EF: Manifestations of Osgood-Schlatter disease in late teen age and early adulthood. J Bone Joint Surg (Am) 1960;42:327-32.

  2. Wall EJ. Osgood-Schlatter disease: practical treatment for self-limited condition. Phys Sport Med. 1998;26:29-31.

Entradas Recientes

Ver todo