¿Qué es el dolor crónico?


DEFINICIONES


“El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión real o potencial de un tejido o que se describe como ocasionada por dicha lesión" (Definición del IASP - www.iasp-pain.org/terms).


El dolor es más que un cambio en el sistema nervioso, también es un reflejo de las experiencias pasadas del paciente con respecto al dolor y a su significado.


"El dolor es todo aquello que la persona dice que experimenta cada vez que dice que lo está experimentando" (McCaffery & Pasero, 1999). Esta definición describe la subjetividad del dolor. No podemos saber cuándo otra persona está experimentando dolor a menos que nos lo diga. El informe de la persona es la única medida válida para el dolor.





Según las estadísticas, el 50 % de las personas que acuden a recibir atención primaria, es por causa de algún dolor. Una de cada cinco personas sufre de dolor crónico y una de cada tres tiene dolencias tan graves que les impiden realizar las actividades de la vida cotidiana con facilidad.


El dolor crónico está considerado como aquel que puede durar semanas, meses o incluso años y en algunos casos no tiene una causa clara.


Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) cerca de 17,5 millones de personas conviven en España con dolor, lo que se traduce en cuatro de cada diez españoles.





Modelo biopsicosocial: la nueva forma de entender el dolor.


El modelo biopsicosocial es la mejor herramienta que tenemos para comprender nuestro dolor, analizando los 4 bloques que conforman dicho modelo para poder tener una visión más global de lo que es nuestro dolor y cual es su origen.

Que un paciente sufra dolor no es necesariamente por un daño en los tejidos o una enfermedad inflamatoria-degenerativa.





Un programa de educación al paciente basado en el modelo biopsicosocial, con énfasis en el manejo de la atención, la reestructuración cognitiva, la gestión de las emociones y el ejercicio terapéutico, en sujetos con dolor crónico resulta efectivo para disminuir la intensidad del dolor y la discapacidad funcional del sujeto a largo plazo. Resulta imprescindible la participación activa del paciente y la exposición gradual al movimiento.





Consejos prácticos en nuestra vida diaria

  • Evitar pensamientos negativos y estrés.

  • Marcar objetivos a medio-largo plazo que nos motiven.

  • Dejar de buscar una explicación física al dolor.

  • Realizar actividad física.

  • Evitar focalizarnos en la sensación de dolor.


Estos consejos deberán ir acompañados de un trabajo de fisioterapia adaptado a las necesidades de cada paciente y llevado a cabo por un profesional cualificado. Para mayor información o resolver dudas sobre tu dolor, reserva tu cita con nosotros.

Entradas Recientes

Ver todo