• Álvaro Pérez

Dolor en hombro: tendinopatía del supraespinoso.

Actualizado: oct 28


El supraespinoso es un músculo perteneciente al manguito rotador que recorre la parte superior del hombro y se inserta en la cabeza del húmero. Su función principal es la elevación/separación del brazo (starter) además de estabilizar la cabeza humeral.


Forma parte del denominado manguito rotador junto con el infraespinoso, redondo menor y subescapular. Todos ellos actúan como musculatura coaptadora y estabilizadora, función imprescindible para esta articulación.


Una de las peculiaridades que hace que se lesione con mucha frecuencia es que discurre por un estrecho canal que forman el acromion, la cabeza humeral y los ligamentos coracoacromiales. El sobreuso y los movimientos repetitivos, sobre todo por encima de 90 grados, hacen que con frecuencia se estreche este canal.


Se manifiesta con dolor en la cara lateral y superior del hombro, irradiando hacia brazo y cuello con bastante frecuencia, impotencia funcional sobre todo a la separación, elevación del brazo y rotación interna.






¿POR QUÉ SE PRODUCE?


Esta tendinopatía es característica en personas cuyo gesto de trabajo es un movimiento repetitivo del brazo por encima de la cabeza y muy frecuentes en traumatismos directos sobre el lateral del hombro. Al separar el brazo del cuerpo en un arco de 60º-120º, el tendón roza con el acromion, llamándose “arco doloroso”.

En pacientes con lesiones de hombro, el dolor es el principal síntoma clínico. La clínica de la tendinopatía del supraespinoso, al igual que la tendinopatía en general, está definida principalmente por el dolor. El dolor conlleva una pérdida de fuerza (inhibición), condicionando la movilidad y la funcionalidad del miembro superior. Las principales estructuras responsables en la producción del dolor son el complejo músculo-tendinoso del manguito rotador y la bursa subacromial.


  • Actividades y trabajos que requieran gestos repetidos de elevaciones de mano por encima del hombro, tales como: dependientes, mozos de almacén, limpiadores, pintores…

  • Deportes y actividades físicas como: tenis, pádel, golf, natación, halterofilia....

  • Trastornos metabólicos que aceleren la aparición de signos artrósicos como la menopausia en mujeres; engrosamientos de los ligamentos y espacios anatómicos reducidos.

  • Uso excesivo de bolsas/bolsos colgados del hombro y tirantes de ropa interior excesivamente ajustados en mujeres.

  • Malos hábitos al dormir colocando brazo/mano bajo cabeza o almohada.



SÍNTOMAS

  • Dolor inespecífico en la zona lateral y superior del hombro. Normalmente se agudiza por las noches en posiciones mantenidas.

  • Dolor referido hacia el brazo.

  • Impotencia funcional sobre todo a la separación y elevación del brazo y rotación.

  • Alteración del control motor.


TENDINOPATÍAS: DEL TÉRMINO "ITIS" A "OSIS".

El sufijo de origen griego "-itis" significa inflamación. Cuando hablamos de lesión en el tendón, históricamente nos hemos referido a él con el término tendinitis, el cual implica inflamación de los tejidos.

Estudios sobre la patología de tendón revelaron que en la exploración mediante pruebas de imagen, no en todos los tendones aparecía tejido inflamado, sino degeneración y tejido desestructurado. Por ello actualmente utilizamos el concepto tendinosis o tendinopatía, porque hace referencia a degeneración que sufre el tejido conjuntivo.

En ciertas tendinopatías sí es correcto el término tendinitis, cuando por ejemplo están asociadas a un traumatismo o presentan signos de inflamación aguda.



TRATAMIENTO


1. FASE DE APROXIMACIÓN (0h-2 semanas)

- PRICE: método de actuación inicial tras una lesión consistente en Protección, Reposo, Hielo, Compresión y Elevación.

- Terapia manual: la técnica más investigada y evidenciada es la activación muscular con movimiento, procedente del concepto Mulligan. Consiste en movilización articular suave por parte del fisioterapeuta y un movimiento activo por parte del paciente. Esta técnica ha demostrado aumentar la fuerza de presión manual, disminuir el dolor y aumentar la funcionalidad.

- TENS: se puede aplicar con un electrodo sobre el punto de dolor, a los lados, en sentido longitudinal o sobre el nervio supraescapular . El objetivo es disminuir la hiperalgesia local.

- Ejercicio activo libre sin dolor (asistido si hay limitación funcional): realizar movimientos de flexión, extensión, abducción, aducción, rotación interna y externa progresando en la carga.

- Punción seca: tratamiento de los puntos gatillo. Tras la punción seca se recomienda realizar una isquemia post punción y continuar el tratamiento con técnicas manuales, reeducación de la musculatura y estiramientos diarios.



- Neuromodulación percutánea: esta técnica consiste, en la aplicación de una corriente de baja frecuencia cerca del sistema nervioso periférico para aumentar o disminuir la excitabilidad de un grupo de neuronas, se estimula y resetea el impulso nervioso para el buen funcionamiento neuromuscular. Conseguimos una disminución del dolor y una mejora en el control neuromotriz (mejora de la movilidad)


2. FASE DE ORIENTACIÓN (2-4 semanas)

Ejercicios de fortalecimiento: encaminado a reestablecer la fuerza de la musculatura del hombro, ya que los ejercicios de potenciación se consideran fundamentales para el éxito a largo plazo del tratamiento. Iniciamos con contracciones isométricas de baja intensidad, con aumento progresivo de la resistencia. Pasaremos de isométrico a concéntrico-excéntrico, y aumentaremos progresivamente la intensidad.





3. FASE DE PRE-OPTIMIZACIÓN (4 semanas en adelante)

Propiocepción: recuperación del sistema propioceptivo tras lesiones que disminuyen la eficacia de éste y hacen que haya más posibilidades de volver a sufrir una lesión. Las mejoras de las percepciones en el entrenamiento somatosensorial previenen futuras recidivas y mejoran el rendimiento. 

Gesto deportivo: testar el tendón y su carga adaptativa dentro de una situación real de juego como un golpeo de raqueta o lanzamiento de balonmano, etc.