• Álvaro Pérez

Fractura de clavícula. Caso clínico

Os presentamos un caso clínico de una fractura de clavícula izquierda tras accidente de moto, de un jugador profesional de hockey línea. Os desarrollamos el caso clínico que hemos llevado acabo en la consulta.


En este caso, el brazo dominante del paciente es el afecto y por tanto, es el que sujeta la parte alta del stick de hockey. La función principal que desempeña este brazo es la de hacer movimientos precisos como los regates. En cambio, el brazo derecho, colocado en la parte baja del stick, es el que imprime fuerza a los pases y tiros.






La clavícula es un hueso que se encuentra en la zona anterior entre el tórax y el hombro. Tiene la función de conectar la escápula con el esternón. La causa más habitual de la fractura de clavícula es la caída con traumatismo directo sobre el hombro o con el brazo extendido. Tras una fractura de clavícula, se ha de valorar la posible existencia de otras lesiones asociadas en el hombro como lesiones tendinosas, lesiones del labrum, lesiones nerviosas, etc, que pueden explicar la persistencia del dolor tras una fractura de clavícula.





Anamnesis y exploración


El paciente acude a nosotros con las pertinentes pruebas de imagen e informe médico en el que se detalla el tipo de fractura y la intervención llevada a cabo. Sufrió el accidente de moto el 3 de septiembre y fue intervenido el 11 de ese mismo mes. Llevó cabestrillo casi dos meses después de la cirugía, y el día 11 de noviembre comenzó la rehabilitación en el hospital.











El paciente comienza el tratamiento de fisioterapia con nosotros el 4 de diciembre, después de haber cumplido su periodo de rehabilitación en hospital. Presenta dolor en la zona del supraespinoso e infraespinoso izquierdo, buena movilidad articular (ROM) y comenzó con trabajo isométrico en la rehabilitación, aunque aún presenta bastante falta de fuerza e inestabilidad en la articulación del hombro.



Tratamiento de fisioterapia


Después de la exploración, nos marcamos una serie de objetivos con el paciente en función de sus necesidades y limitaciones.






  • Ganancia de rango de movimiento sin dolor: el paciente presentaba buen rango articular en todos los movimientos, exceptuando las rotaciones y los últimos grados de flexión de hombro. Para mejorar dicho objetivo, trabajamos a partir de la terapia manual, punción seca, neuromodulación percutánea, ejercicios pendulares y activos asistidos.


  • Fortalecimiento muscular: presentaba bastante debilidad y fatiga muscular, así que empezamos a trabajar con ejercicios isométricos. Posteriormente iniciamos concéntricos y excéntricos con diferentes tipos de carga, como bandas elásticas o pesas. Por último, trabajamos autocarga (propio peso de su cuerpo) a través de planchas, flexiones , burpees y ejercicios de estabilidad de hombro.


  • Gesto deportivo: último objetivo a medio plazo, buscando que fuese capaz de realizar el gesto deportivo de hockey como el control de disco y regates con el stick.





Entradas Recientes

Ver todo